24 diciembre 2012

Felices fiestas

(…) Yo creo en el tiempo, la materia y la energía que hacen la totalidad del mundo. Creo en la razón, la evidencia y la mente humana, las únicas herramientas que tenemos; ellas son el producto de fuerzas naturales en un universo majestuoso pero impersonal, más grande y rico de lo que podemos imaginar, una fuente de oportunidades sin fin para descubrir. Creo en el poder de la duda; yo no busco confirmaciones, sino abrazar la pregunta y esforzarme a desafiar mis propias creencias. Acepto la mortalidad humana. Tenemos una sola vida, breve y ardua, aliviada por el amor y el sentido de comunidad, el aprendizaje y la exploración, la belleza y la creación de nueva vida, nuevo arte y nuevas ideas. Me deleito en esta vida que tengo, en la grandeza de un mundo que me ha precedido y en la tierra que continuará cuando ya no esté presente (…)

Vísperas navideñas, mientras todos cavilan por aquellas trivialidades y estereotipos de la fecha en cuestión, uno se pregunta, si siendo ateo, agnóstico, etc, debe o no celebrar la navidad. Personalmente veo a la Navidad como una fecha más, a diferencia de que estaremos reunidos con nuestros seres más queridos compartiendo un momento ínfimo pero a su vez grato. Cuando era niño, ahora que lo pienso bien, en realidad me importaba muy poco si se celebraba el nacimiento de algún sujeto en especial, la verdad siempre esperaba los regalos. Y vamos, que quién de niño no se emocionaba con los regalos más que con la tradición cristiana. Me parece que esto ahora no cambia mucho ya que me gustan los obsequios y no necesariamente recibirlos sino darlos, y esto es debido a que ahora uno tiene una manera más filantrópica de pensar; y en efecto, alimentar el alma viendo en regocijo a sus semejantes. Viéndolos felices. Y no voy a entrar en el tema de la apoteósica campaña publicitaria de la Navidad y de cómo decidí ser ateo porque son temas que me apasionan y este medio me es efímero como para poder hablar extensamente de ello; es por eso es que estoy escribiendo un ensayo más detallado de lo que ha pasado por mi cabeza este último año respecto a eso. 

En fin, si nos ponemos a pensar, subjetivamente, la mayoría de adoctrinados y fanáticos creyentes de occidente, tienen un mal “oculto” en común y esto genera un trauma psicológico profundo, que al no poder superarlo, hace que se refugien en las religiones; generalmente en la católica. Existen alcohólicos, drogadictos, adictos rehabilitados, que te atormentan en el transporte público con catastróficas historias de su miserable vida, que gracias a su pusilanimidad, no pudieron luchar contra la adversidad y buscaron un refugio, un escudo, un hogar, un bunker en el cual camuflar sus debilidades; cayeron en lo eclesiástico. Lo mismo aplica para los ladrones o asesinos en serie que una vez cumplida su condena de veintitantos años en prisión, alcanzan la libertad y se entregan en cuerpo y alma al espíritu santo. Empero todo ese espectáculo es en vano porque unos meses después vuelven a caer en lo mismo, y de este modo, convertir toda esta tragedia griega en un viral círculo vicioso.



Entonces uno te hace preguntas como: ¿Explícame cómo es que estamos aquí? ¿Quién creo todo esto? ¿Crees que venimos de la nada? Hace seis mil millones de años que comenzó a condensarse el Sol, y a su alrededor se condensaron varios planetas, entre ellos el nuestro; luego de esto millones de seres vivos han surgido y conquistado una parte del planeta, han luchado por la supervivencia durante millones de millones de años, y luego se han extinguido dejando surgir nuevas especies. Todo producto de experimentos de la naturaleza. Y está comprobado científicamente que durante esos millones de millones de años, diversas partículas elementales que existían en el universo se alearon y formaron lo que ahora se conoce como electrones, protones, neutrones, etc, y que estas partículas fueron empujadas por determinadas fuerzas de la naturaleza para finalmente formar átomos de hidrógeno que terminaron abasteciendo a todo el universo y que del choque estos átomos se formaron átomos más pesados como el helio, litio, carbono, oxígeno, hierro y todos los átomos que ahora forman parte de nuestro cuerpo, nuestra ropa, nuestra casa, nuestro planeta.



Este es un fragmento de un video/debate —que puedes ver en la parte de abajo— de lo que opina un predicador, donde se ve al creyente intentando justificar la omnipotencia de Dios:

“Un occidental visitando África, se encuentra con una tribu perdida y uno de ellos le pregunta al ver un avión.

—¿Qué es eso?
—Pues, aquello es un avión y vuela —Dice el occidental—.
—¿Y cómo sabe que vuela? —Pregunta el de la tribu— eso es demasiado pesado.
—La verdad no sé por qué vuela pero yo me he subido y he estado allí arriba. Esto vuela y lo he vivido —Responde el occidental—.

Esto es lo mismo que puedo yo puedo explicar hoy en día ya ante la pregunta de que si Dios existe —explica el creyente—, les digo que Dios si existe, yo tuve un encuentro personal con él. No me influyó nadie, lo he vivido, he tenido un encuentro que cambió mi vida. Y lo que vengo a compartir con ustedes es un testimonio que he vivido. Me subí al avión y estuve desde arriba. No lo puedo explicar y creo que Dios ha sido tan perfecto que ha evitado que haya una manera lógica de llegar a él. Porque el valor es poder llegar a él por fe. No hay manera de encontrarlo si no hay encuentro personal. Esto no tiene protocolos, no tiene fórmula, no tiene ciencia, es un tema de encuentro, conversión de cambio. Es tan fuerte que esto nos lleva a cambiar.”

En fin, su analogía nos lleva a que el africano es el Ateo y el occidental es el religioso, es decir que el africano es un ignorante y el occidental un sabio. Todo lo contrario, la mejor respuesta del occidental, sería lógicamente, explicarle que el avión vuela por leyes físicas, qué se yo, la velocidad y la presión del aire, ayudadas por el diseño de las alas y un motor que le ayuda a elevarse. Esa sería al menos una respuesta razonable, sin entrar en tecnicismos. Pero como todo religioso siempre tiene que dar respuestas vagas como "No sé, es algo difícil de explicar", abrazan la ignorancia y le llama “Dios”. No quieren saber. No quieren preguntarse si realmente existe o no. No pueden probarlo. Así nacen los ateos, que fuimos creyentes en la infancia. Indagando, preguntando, cuestionando, hasta que vamos descubriendo que la idea de Dios es tan real como las tetas de un travesti.


Aquí el video.

Para concluir, ser ateo es creer que todo lo que existe ha llegado a existir por causas naturales, creer que el universo en su totalidad ha existido desde siempre sin que jamás se haya producido un génesis, una creación; creer que las fuerzas naturales y las leyes de la física provocaron el origen de varios planetas, incluyendo el nuestro y a nosotros mismos.

Ser ateo no es creerse dueño de la verdad absoluta, y mucho menos es andar por la vida sin un propósito o carecer de ideales, simplemente es creer que no existe Dios creador o ser supremo alguno que todo lo ve y todo lo sabe y que determine e infrinja las leyes naturales. Ser ateo significa no ser guiados por una mano invisible, es hacer el bien por creer en ello y no por miedo al castigo o imposición divina; tampoco quiere decir que se esté resentido con la vida, ya que la vida es como el amor, a mí me mantiene enamorado y me parece que carece de sentido, sin embargo es maravillosa y día a día disfruto plenamente de ella. Felices fiestas.

14 diciembre 2012

ITU y la censura global de Internet



Viernes 14 de Diciembre de 2012, hoy es el día más obscuro, nefasto e infame de este año para la precaria y limitada libertad de expresión que nos quedaba como sociedad; en esta ocasión, es el campo de la informática el oprimido.

La ITU (Unión Internacional de Telecomunicaciones) es un órgano de la ONU que se encarga de "regular” internacionalmente las telecomunicaciones de las empresas, ofreciéndoles “recomendaciones” a los miembros de esta asamblea y que ahora pretenden cambiar la palabra por “ordenanzas”.

Esta es una medida tiránica, innecesaria, e imprudente de la ONU que procura ampliar su autoridad reguladora respecto a la red manipulándola a su antojo, citando el hecho de que la convención -que lleva varios días de debate en Dubai- se está llevando a cabo furtivamente. A puertas cerradas.

Logo de la ITU

El tratado en cuestión, es sumamente represivo y radical. Pretende que todo el tráfico sincronizado a través de la web sea "revisado" por alguna organización del estado y así la información permanezca totalmente controlada y silenciada por el gobierno de turno. Es decir, una patada en las bolas a la libertad de expresión.

Dice en el artículo 5B de ese tratado, que se otorga la potestad a los gobiernos de filtrar los contenidos con el pretexto que es SPAM. Así es, señores, y ésta ha sido otra de las noticias infravaloradas en nuestro País, que aunque esta sea completamente relevante prefieren darle espacio a  el nuevo vello que le creció a Shakira en la concha sucesos de programas mata neuronas que carecen de importancia. En fin, ese es otro tema; hoy se firmará el tratado de la ITU y se especula que no sólo Perú estaría dispuesto a firmar a favor de esta patinada, sino que en la misma conspiración también se encuentran adheridos Chile, Brazil, Mexico, Guatemala y Colombia (este  último por confirmar), además de los 192 países miembros de la congregación.

La empresa Google está llevando a cabo una campaña titulada "Take Action" en la cual están conectando a millones de personas de todo el mundo a través de ella para que den sus opiniones y de este modo lleguen a Dubai. Por otro lado la empresa Mozilla Firefox también se suma a la campaña con una misión similar a la de Google, en contra de esa pseudoregulación de la web.

Ahora sólo queda esperar a que nuestro estado no firme a favor porque sería un grave error que puede conllevar a diversos conflictos sociales, es peor que perder el litigio en La Haya, se estaría atentando en contra de lo ya mencionado antes, y de ser así, está en nosotros movilizarnos y tomar acciones para que este atropello a la libertad intelectual y perjudicial para el carácter abierto a Internet no se perpetre. 



¡No a la censura!

04 diciembre 2012

Silencio enamorado


Cielo pálido, conjunto de pinos, alfombra de hierbas
de ambos era el horizonte empero el alba sólo de ella;
la hizo suya, mientras él sucumbía en brazos de su musa.

Exiliados del edén como en aquella novela vetusta
deambularon exhaustos por las calles azules
mientras sus almas aún jugaban sobre el elíseo.

Lleva un misterioso brío en su mirada
como divisar  un halo desde alguno de los polos
delirado de tanta gracia, cautivado de tanta lascivia
él conserva ahora un alma onírica,
alma que más que de él, es de ella.

Son sus ojos abisales los que incitan a sus somas
él puede danzar al borde de sus palmas
y ser del mismo modo, amo de su tuétano.

Sin embargo, él es ese sombrío túnel
obscuro y vasto túnel
del que huyen con vehemencia los pájaros.

El viento los ampara con sus foráneas manos
mientras su corazón late
al compás de nuestro silencio enamorado.

03 diciembre 2012

¡Dios es un sádico!

Estaba redactando esto con un ímpetu inefable cuando de pronto, recordé la desktop quemada, el encargo de mi novia, y me quedé escribiéndole un mail desde la laptop; de todas maneras, aquí estoy y quería escribir sobre temas que han invadido mis conversaciones la semana pasada.

La ética siempre juega un papel muy importante. Desde el punto de vista del individuo, es decir la ética normativa (todo lo que consideramos valores, deberes, interpretación del bien o del mal) y por su supuesto, la ética en calidad profesional. Es decir, cómo debe actuar como persona y a la vez como un profesional honesto, cuando su éxito personal depende de circunstancias que afectan su moral. 

Reflexionando sobre la importancia de nuestras acciones en la vida diaria, la sociedad nos impone ciertas reglas para poder permanecer en ella; sin embargo, son más importantes nuestras creencias propias, la capacidad interna de decidir lo que nos conviene o no, siempre recordando que somos un individuo dentro de la organización, y como escribió Rosseau: «Nuestra libertad termina donde empieza la de los demás» y que por lo tanto el camino a seguir en nuestras vidas no tiene que ser un compendio de acciones que perjudiquen a los demás.
Ser, es observar en la dimensión humana y lo que vemos está directamente interelacionado con lo que somos. No podemos llegar lejos en la modificación en nuestro modo de ver sin cambiar simultáneamente nuestro ser y viceversa.
¿Es realmente el deseo de ser reconocidos como exitosos lo que lleva a una persona a conocer los límites de su comportamiento? Los estereotipos de la sociedad es un fuerte desencadenante de presiones que rodean a los habitantes. Existen principios relacionados a las costumbres inculcadas desde pequeños, es decir la existencia de paradigmas. Los paradigmas dan origen a nuestras actitudes y a nuestra conducta, a la vez son inherentes del carácter.
El ser humano se encuentra en frecuentes dicotomías siempre relacionadas con el bien y el mal, el fracaso y el éxito, la alegría y la tristeza que constantemente es relacionado con la percepción de su entorno. 
A lo que intento llegar es a que dejemos de justificar todos nuestros problemas o el actuar diario a la influencia de un Dios, o la manipulación de otro ente, sino que somos nosotros mismos los responsables de nuestro desarrollo, de la manera de desenvolverse en el entorno. Es así como cada uno de los humanos crea su propio destino, y son reflejos de sus pensamientos.
Aceptar la existencia del “Diablo” o “Satanás” lleva como consecuencia aceptar que existe un Dios, y se continúa con ese círculo vicioso y la misma ideología de la existencia del bien y del mal. Es aceptar la existencia de un ente superior. El problema es poder determinar objetivamente si esta separación realmente es conveniente para la vida en sociedad. 

El siguiente monólogo es de una película que vi hace muchos años y se acerca a esta idea que planteo:

(…) A dios le gusta mirar. Es un bromista. Le da al hombre, instintos. Les da ese extraordinario regalo y entonces ¿Qué es lo que hace? Para su propio entretenimiento, su teatro privado, su circo cósmico, pone las reglas en oposición. Es la joda más grande de todos los tiempos: Mira, pero no toques. Toca, pero no pruebes. Prueba, pero no tragues; y mientras estás saltando en un pie ¿Qué es lo que hace? ¡Se está riendo como un enfermo!, ¡Es un tacaño!, ¡Es un sádico!, ¡Es un terrateniente ausente!, ¿Adorar eso? ¡Nunca! (…)

Al final todos somos corsarios diarios de la vida y al vernos influenciados por algunos elementos atractivos como el dinero por ejemplo nos lleva muchas veces a olvidar lo que realmente importa: Amarnos a nosotros mismos de la manera que permita poder amar a los demás.

23 noviembre 2012

"Todos somos iguales": La gran mentira que muchos se han venido tragando

Cuando llegué a casa, la televisión estaba encendida en un programa farandulero de las onde de la noche (no suelo ver televisión pero eventualmente permanece encendida), me serví algo de cenar y encendí la laptop, cuando de pronto oí muchos gritos incómodos, estridentes, vocingleros; eran los de una exvedette y sus dos parejas. No tenía ni la más puta idea de lo que estaba ocurriendo, empero quedé tan estupefacto, observando y oyendo las pichuladas incoherencias que emitían los señores en cuestión; las instigaciones y preguntas idiotas torpes del conductor; y el nivel ameba de la intelectualidad de la señora, era muy evidente. 
Me pasó algo sumamente extraño, sentí nauseas de ver eso en la televisión, pero más fue el hecho de haber pensado que hay gente viendo y aplaudiendo con infame júbilo este espectáculo.
Fue tan profundo el asco que tuve, que vomité lo que estaba comiendo, fui hacerme una taza de café y al regresar donde estaba la laptop, cambiar el canal de la televisón a cualquier otro que no fuese ese; pillé una entrevista a una psicóloga chilena y lo dejé ahí. Se supone que ésta psicóloga ha estado dando conferencias en un local de Miraflores (Maria Angola) y sólo se quedará en Lima hasta este fin de semana. Estuve muy atento prestando atención porque tocó un tema de interés personal que es la igualdad de sexos. En sus charlas está presentando una exposición titulada «¡Viva la diferencia!», el simple título me pareció estupendo y en ese instante tuve la idea de crear un software para grabar esa charla en un microchip e insertarlo dentro del cerebro de todos los seres vivos de este planeta. Obviamente sólo fue una idea, debido a que no cuento con el presupuesto y tiempo necesario para perpetrarla; el punto es, que toda mi filosofía sobre el hombre y la mujer, y todo el chongo debate interno que tengo sobre la igualdad de sexos, ésta mujer logró resumirla en un título, en una entrevista, en una idea, una idea admirable. Me pareció espléndida. La igualdad de sexos es algo que nunca se ha dado y nunca se va a dar. Tampoco tiene porqué darse. Nunca seremos iguales y las feministas tienen que empezar a aceptarlo, ¡Estamos en el siglo XXI, por favor!. Hombres y mujeres estamos felices y contentos tal cual; y los que no, pues mutan en su sexualidad, se transforman en homosexuales en busca de esa felicidad oculta, fortuita, opaca causada por estereotipo social. Por lo que es y no es moralmente correcto; a todo aquel que busque y luche por la felicidad propia,  yo le aplaudo, me parece magnífico. Es por eso que detesto las ideas feministas, no comparto nada relacionado al feminicidio, lo mismo aplico para los hombres. Somos completamente adversos, física y psíquicamente.
«La magia de ser mujer y la realidad de ser hombre» es el título de una investigación que le ha tomado más de 5 años de estudio realizar y es algo que deberían empezar a tomar en cuenta muchas personas en el globo, especialmente en latinoamérica.

05 noviembre 2012

Evocar su sonrisa

Te echo de menos en cada suspiro. 

Tus ojos oscuros son mi dolor favorito. 
Esta tarde te tengo y no te tengo. 
Esta tarde sin ti ha sido un siglo. 

Te ves perfecta en cada una de tus imágenes
Empero tú eres mejor que todas ellas. 
Te quiero ahora y te quiero para siempre. 
Mi vida no estás sola, recuerda, te pienso siempre. 

Eterna compañera no sé hacia dónde nos lleva esto, 
No necesitamos entendernos cuando somos uno. 
Te quiero en cada uno de estos versos. 
Te quiero tal cual eres, no te juzgo. 


Lo nuestro nunca entenderá de fronteras 

Y cuando el malestar toque tu puerta o te invada la melancolía, 
Recuerda que eres dueña de mis pensamientos. 
Recuerda amor que lo nuestro, destruye a esos demonios. 

Esta eterna tarde trago bocanadas de añoranza. 
El cielo al borde del ocaso me recuerda tu sonrisa; 
El viento me susurra tu nombre, 
Se eriza mi piel y evoco cada una de tus risas.

13 octubre 2012

Ver la luz

3:45 de la madrugada. Ya era sábado. Repentinamente me levanto de dormir con la palpitación cardíaca acelerada, a causa de una vil pesadilla. Transpirado, contemplando el cielo raso, echado en uno de los sillones de la sala; vestido con la indumentaria formal del día anterior (había sucumbido leyendo a Benedetti); el estridente sonido de un par de bocinas de los coches en la avenida; una sádica "Pero me acuerdo de ti" de Cristina Aguilera que se oye desde la habitación del otro extremo; unos expertos debatiendo en un documental sobre el aborto, en la televisión de la sala, la cual siempre está prendida cuando supuestamente duermo -aunque sospechosamente en ese canal-; el dolor gutural del que me venía aquejando días antes y que hoy había atacado sin remordimientos, se hacía notar; la extraña sensación de extrañar con añoranza a mis padres –especialmente a mi padre, porque con mi madre había charlado por el móvil durante la tarde cuando generalmente no suelo verlos con tanta frecuencia; el ringtone de "Billy the puppet" de notificación de Facebook del smartphone, era mi novia, comentaba un video de Pete Doherty que le había publicado en su muro horas antes; la jodida sensación de querer -y necesitar- miccionar y recodar las tres tazas de café antes de caer rendido ante Morfeo y saber que aun no me levanto por estar escribiendo esto -sí, así soy-. 
Tenia la sensación de querer hacer algo, de querer sentir algo. No sabía qué. No sé qué. El soundtrack de este relato había mutado a unos melancólicos Jesse y Joy (o como se escriba) mientras intentaba colocarme cómodo, dejándome caer en el sillón y poniendo mis pies sobre el cajón peruano que yacía en el centro de la sala mientras seguía escribiendo en el móvil y aumentaban las ganas de querer dar una visita fugaz al baño, que se encontraba a dos metros de mí; pararme frente al inodoro y demostrarle quien mandaba aquí. Pero no. Aquí estaba, cavilando en ese pérfido sueño. Lo recordaba como si lo estuviese viviendo en este mismo momento. Mi cuerpo había adoptado esos nervios, esa presión que sólo sentía cuando tenía ocho años. Mi palpitación cardíaca era cada vez mas rápida mientras sentía un raspón en la garganta al pasar la saliva. Continuaba sintiendo aquellas ganas de ese algo, ese algo que no sabia qué era, o quién era. Logré respirar y decidí ponerme de pie. La música estresante había sucumbido. La voz en off de mi cabeza se había esfumado. La calle estaba tranquila. Mi oído derecho aún seguía tapado. Pensé, quizá debía olvidarme de todo y era momento de despertarse.

10 octubre 2012

Indulto no va

Si bien es cierto, este es un tema que ha generado bastante polémica las últimas dos semanas -más que los casos de las parricidas y el homicida cornudo-, esto debido a que los peruanos nos gusta opinar y condenar los hechos con sólo leer en un quiosco el titular de "La República", ver un reportaje en el noticiero de las 10, o leer un Tweet. Sí, ese es el Perú. Estamos llenos de gente que cree que por haber leído un par de párrafos de un tema de coyuntura política nacional tiene la autoridad fiscal y moral para condenar los acontecimientos en cuestión. No sabe nada de gastronomía y ya se cree cocinero (sí, cocinero, porque Chef es un snobismo huachafo); no sabe nada de producción televisiva y ya se cree periodista; no sabe nada sobre política y ya se cree politólogo no sabe nada de leyes y ya se cree congresista –aunque en este punto, la mayoría de curules actuales nunca estudiaron Derecho-. Esa es nuestra triste realidad nacional, la del peruano que se queda en la crítica y no se atreve a mover un dedo por hacer o proponer algo mejor. Ya había planteado  este problema con un toque satírico en uno de mis post anteriores, así que volviendo al tema, la decisión de si va o no el indulto le concierne sólo al presidente Ollanta Humala, quien tiene la última palabra y una “papa caliente” entre manos porque esta decisión generará ineludibles repercusiones en el futuro; tanto en el ámbito personal como político, como también a la opinión pública; polarizándola más de lo que está. Provocaría una nueva fragmentación en Gana Perú y sería otra abofeteada en cara de todos los que votaron por él. La viabilidad del indulto se ha convertido en una moneda de negociación entre las bancadas del legislativo, Humala no necesita más oposición de la que ya tiene, le conviene tener a los fujimoristas calmados, pasivos, sosegados, que dándole más leña a los incendiarios. Ya es un hecho que el 70% de la población está de acuerdo con el indulto y estoy seguro que ese porcentaje está inclinado a favor del perdón y la amnistía al ex mandatario porque: a) Cree que tiene cáncer. b) Le tiene pena. c) Es fujimorista. d) Sufre de Alzheimer.

Repasando la coyuntura política nacional, entre los escándalos más conocidos podrás recordar el golpe de Estado del 92; la matanza de Barrios Altos y La Cantuta; los secuestros a civiles, periodistas y empresarios; la tortura su esposa Susana Higuchi; el abandono de cargo en el 2000 (vía fax); su fuga y refugio en Tokio; y postulación al Senado japonés mientras estaba prófugo. Sin embargo, en ámbitos legales, nuestro reo en cuestión ha sido acusado de homicidio calificado, secuestro agravado, desaparición forzada de personas, tortura, usurpación de funciones, abuso de autoridad, encubrimiento personal, asociación ilícita para delinquir, colusión desleal, malversación de fondos, enriquecimiento ilícito, peculado, falsedad material e ideológica, traición a la patria, contra el derecho de sufragio, corrupción de funcionario, violación del secreto de las comunicaciones, incumplimiento de deberes de función y abandono de cargo, revelación de secretos de interés nacional, contra los poderes del estado y el orden constitucional en la modalidad de rebelión; y fue finalmente sentenciado a 25 años de cárcel sólo por ser autor intelectual de diversos delitos de lesa humanidad perpetrados por el SIN y grupos paramilitares.

Actualmente Fujimori impera en la Diroes, lleva una vida cómoda en su prisión “dorada” gracias al preferencial régimen carcelario que ostenta. Dentro de ella ha realizado diversas actividades sociales y políticas, fiestas, parrilladas, etc. También se llevó a cabo la boda de su hija Sachi con el fin de que el reo en cuestión asista. Su celda -si se le puede llamar celda, porque muchos civiles anhelarían vivir ahí en lugar de sus propios domicilios- es de diez mil metros cuadrados para sólo ese interno (prácticamente toda una manzana para el solito), ha llegado a recibir 180 visitas al día, tiene friobar, microondas, sillón de masajes y televisor personal; cuenta también con sala de estudio, dormitorio, comedor, baños, sala de visitas -alfombrada y con aire acondicionado-, una playa de estacionamiento. Se instaló una cabina telefónica,  se permitió que utilizara celulares con chips que se cambiaban cada tres días y que sus visitantes se encargaban de comprarlos en Las Malvinas. Lo que se supone era comedor del personal policial de seguridad se transformó en un gran salón para artes manuales y sesiones de canto; la cual, antes de la campaña presidencial, se convirtió en el checkpoint semanal de los 300 representantes de base del fujimorismo -responsables de la campaña electoral de Fuerza 2011-. Obviamente la asistencia era premiada con estímulos económicos. 

No soy fanático anti-fujimorista como Vargas Llosa, Toledo, entre otros, tampoco fujimorista; sin embargo, me atrevo a decir que la gestión de Fujimori no fue del todo funesta. Se sabe bien que fue el único con los huevos instrumentos y capacidades necesarias para exterminar a la plaga de Sendero Luminoso y MRTA y estabilizó al País en materia económica como ningún otro presidente lo habría podido hacer  en ese entonces. Respecto al melodramático tema del cáncer del que tanto se ha debatido, no es más  que un psicosocial fríamente calculado y perfectamente perpetrado -subestimando una vez más la inteligencia de la población-, con el fin de conmover a la ciudadanía de que no conceder un indulto sería lo más inhumano, promover la imagen de Alberto Fujimori como icono anti-terrorista y de este modo ratificar una vez más la inocencia de los peruanos. Sus hijos han llegado al extremo de prostituir fotos morbosas de la lengua enferma de su padre (que más parecen sacadas de www.rotten.com) por diarios digitales, impresos y diversas redes sociales. Es lo que haría cualquier hijo así que no voy a juzgarlo, empero, eso no es un cáncer. Una persona de la tercera edad si no ha tenido una vida sana, tendrá las complicaciones que tiene cualquier audlto mayor; entonces vamos... lo que nos están vendiendo no es más que otro drama político. 

Hoy miércoles 10 de octubre al mediodía los hermanos Fujimori presentaron la solicitud de indulto para su padre, en la mesa de partes del Ministerio de Justicia. Pero lo cierto es que jurídicamente, el indulto sería inviable; porque primero, éste excluye a los condenados por secuestro agravado; segundo, Fujimori no tiene cáncer terminal. No tiene ningún cáncer, no tiene ninguna enfermedad terminal grave; y tercero, no existen condiciones carcelarias que ponen en grave riesgo su vida, salud, e integridad física o psíquica. Pues en esa pseudocárcel cualquier ciudadano viviría a gusto. Aquí tengo datos verídicos sobre todo esto y si no te basta, en este otro link hay información más didáctica. 

En síntesis, el ex mandatario no califica para un indulto y por lo tanto sería ilegal e inviable; sin embargo, yo creo que se lo darán de todas formas. El sistema judicial peruano nos dice nuevamente que no todos somos iguales ante la ley, y ratifica una vez más la conocida cita de Anacarsis Las leyes como las telarañas: los insectos pequeños quedan atrapados en ellas, los grandes las rompen”, la justicia y coyuntura política en nuestro país es muy asquerosa como para poder hacer valer el estado de derecho en casos como este.


Y así, Fujimori nos terminará sacando la lengua desde Tokio.

24 septiembre 2012

Domingo por la tarde

Me visitó mi madre un domingo por la tarde y esto es un extracto de la charla que tuvimos:

—¡Hola mi amor! Te quería llamar ayer, ¿cuando llegaste?
—Hola mamá, ayer por la noche. —afirmo.
—Ah ya ¿y no saliste después?
—No, llegué algo cansado.
—No te pude llamar porque se había terminado el saldo del rpm y no me había dado cuenta. —me comenta con una expresión lúgubre en su rostro.
—Descuida, tenía la batería descargada de todas formas.
—¿Y qué tal el evento, hijito?
—Bien. Bastante decente. —le respondo
—¿Concierto de qué era?
—Un tributo a grupos Indie, má.
—¿Ah sí, qué grupo?
—De Arctic Monkeys y The Strokes.
—¿Y ellos son conocidos?
—No sé, hay gente que los escucha; a mi me gustan, yo los escucho. De todas formas eso es irrelevante.
—¿Cuánto costó la entrada?
—20 soles.
—¿Y cuanta gente fue al concierto hijito?
—Calculo unos 300 aproximadamente.

De pronto, oye en el canal de RPP, una reseña sobre un evento "Viva Rock Lima" o algo así.
—¡Angelo mira, están pasando el concierto a donde fuiste!
—No mamá, eso fue ayer. Quería ir pero no pude. —le digo mientras veo a "La Sarita" en la televisión.
—¿Y por qué no fuiste?
—Estaba con mi novia, má.
—Ay, hubieran ido. Mira, se ve que estuvo divertido. Mira ese viejito que se lanzó sobre el público. —me dice mientras suelta una carcajada.
—Sí, pero nosotros también nos divertimos.—Contesto con ambigüedad.
—¿Y fueron puntuales, a qué hora comenzó el concierto?
—Empezó a las 10:30.
—Ah ya. ¿Y ustedes hasta qué hora se quedaron?
—Hasta que terminó. Creo que eran las 2 am.
—Bueno ten cuidado, por ahí es peligroso y más a esa hora. ¿Luego a dónde fueron?
—Descuida, lo tendré. Después nos fuimos a comer.
—Ah ya ten cuidado, no coman en cualquier sitio. Hijito fíjate si el arroz ya está listo.
—Ya está.¿Sirvo?
—Sí. Y dime, ¿te estás protegiendo, no? todo con cuidado.
—Claro, todo está en orden.
—Que bueno hijito. ¿Y a ella no le dicen nada en su casa después?
—No. —miento.
—Bueno ven, ya vamos a almorzar.

15 septiembre 2012

Justice


Esta es mi escultura favorita de ella y a mi gusto, la mejor adaptación física de las pocas que existen en todo el mundo. La estatua de la diosa griega de la justicia, es una adaptación simbólica de lo que es la justicia en sí; por ser un sustantivo femenino, está representada siempre por una mujer. Este monumento se conserva en las afueras del palacio de Justicia del Condado de Shelby, ubicado en Memphis, Tennessee, Estados Unidos. La estatua hecha de mármol, está representada por Themis, una deidad en la mitología griega que se supone era la encarnación de la Justicia. Ciega y adoradora del derecho en todas sus formas, se dice que en los primeros tiempos de la humanidad, Themis tenía la potestad de dictar sentencias a los dioses; también se le atribuye la creación del Oráculo de Delfos y de las leyes. En la apoteósica obra de Homero, La Iliada, aparece como asesora y amante de Zeus.





Así se ve en la actualidad la Corte del condado de Shelby, donde está ubicada la escultura.

Enfocándonos en la escultura, tanto de Tennessee como en todas las demás que están alrededor del mundo, podemos apreciar que la dama está equipada con tres símbolos, los cuales -aunque muchos no compartan esta opinión- tienen vigencia contemporánea: La espada, que simboliza el poder coercitivo del tribunal, el detalle de la posición de descanso de la espada indica que la fuerza se debe usar sólo cuando sea necesaria. La balanza representa el equilibrio en situaciones tediosas y la capacidad de sopesar distintos argumentos y pruebas que inclinarán el fallo a favor de la verdad. Por último, tenemos una venda cubriendo la vista de la mujer, representando la neutralidad e imparcialidad en la corte; por lo tanto, todos serán tratados con igualdad en su presencia. 

No confundir con Maat, diosa egipcia ciega, que también representa a la justicia y es origen de esta representación, ella pesaba el corazón de los muertos ayudándose de una pluma de avestruz para decidir si merecían o no la vida ultramundana. Tampoco confundir con Lustitia, diosa de la justicia romana que salió de la fusión de Themis y todas sus hijas pero con aires menos divinos y más humanos, y que, a diferencia de Maat y Themis, no padecía de ceguera; ésta tenía una mirada omnisciente, severa, vivaz, se dice que lo veía todo.




Escultura random de Themis.

Personalmente creo que esto no pasa de ser una figura simbólica por la simple falta de ética, algo que se está perdiendo lenta y tristemente y que algunos intentamos cambiar mientras estamos vivos. Irónicamente en la mayoría de representaciones modernas, su balanza está de alguna manera desequilibrada, ¿Será la pura coincidencia o un simple detalle iconográfico?

12 septiembre 2012

Indignado de los indignados

Era inevitable escribir sobre esto. Podías apreciar los noticieros nocturnos, la radio, una conversación fortuita en la universidad y hasta las redes sociales, cargadas de pseudonoticias sobre temas irrelevantes del día a día en nuestro País. Estas "noticias carapulcra" como me gusta llamarlas, que lo único que hacen es tener a gente que no tiene un carajo qué hacer está desinformada respecto al tema, opinando sin base alguna y condenando el hecho a su juicio traicionado por la escasez de cultura.

Gracias a ese fragmento de información que te brinda el medio en cuestión,  las personas pueden crearse una opinión sólida e imparcial -aún sin ahondar en el tema-, tan sólo viendo una acalorada riña en Facebook, un tweet, o el programa de Carlín. Son medios a los que si les da un buen uso, pueden llegar a ser potentes armas de información colectiva, como también te pueden vender una novela viral; la cual, se convierte en el titular de la semana y hace que tengas que hablar de ella el resto la misma e indignarte sin tener todo el contexto de la información del tema en cuestión. Porque claro, como tú eres paladín de la justicia, futuro cardenal de la ciudad, la moral hecha ser humano, tienes todo el derecho de sentenciar en base a tu criterio de pollo vasto conocimiento y hacer uso de las redes sociales para indignarte y compartir tu tan virulenta opinión con el ciberespacio.

Indignarse de los chibolos nihilistas discriminadores de  filtros de cámaras que les “llega al pincho” todo #SeguramentePapáLosTocabaDeNiños está bueno, ya, pero estás tan hostigado con este rollo del racismo y la discriminación, que tu opinión debe de ser escuchada leída a como de lugar y sin darte cuenta –a no ser que tengas doble moral y lo hagas adrede- estás cayendo en el mismo juego ridículo, absurdo, de mal gusto, penoso, de calificar a los agresores como “gringos”, "pituquitos", "blanquitos"; no sé si te habrás dado cuenta pero terminas siendo casi tan miserable y nauseabundo como ellos. #PorEsoSomosTercerMundo #PorEsoNoVamosAlMundial Te indignas por unos árboles que nunca fueron talados en el Campo de Marte, echándole toda la mierda posible a Mistura, actualmente uno de los festivales bandera que mejorará la infraestructura del lugar, dará trabajo a cientos de peruanos y generará altos ingresos en lo que le queda de tiempo. Pondría gráficos, cuadros estadísticos y demás información verídica que poseo pero ya sería otro post.

Te indignas por el gato del parque Kennedy cuando probablemente tengas una mascota mal tratada en casa que en ocasiones ni recuerdas su existencia. Te indignas por los Boras, seguramente a raíz del escándalo te enteraste de la existencia de esa tribu. Te indignas del muchacho provinciano que no le dejaron entrar al UVK teniendo entrada en mano, cuando de seguro cuando vas al cine de Jockey o Larcomar te burlas insidiosamente, hablas mal a sus espaldas, choleas. Te indignas de Claudio Pizarro por haber fallado un penal, te juras comentarista deportivo, cuando tocas una pelota de fútbol una o dos veces al año, pero es un futbolista profesional, para eso se preparó toda su vida dirás, sí, pero no sólo puedes ver los errores, porque hasta a los mejores les pasa. Te indignas de nuestros atletas que no llevaron ni una medalla en estas olimpiadas cuando tú cabrón/na no mueves ni un puto dedo por el deporte nacional, el único abdominal que haces es cuando te levantas de dormir y tienes la concha del tamaño del Titicaca para quejarte del deporte nacional tal cual como pasó con el partido de ayer con la selección Argentina. Te indignas de la apedreada a la selección Argentina, cuando en casa, antes, durante, o después del partido llamas a Messi y compañía enano narizón hijueputa y tienes una dadivosa lista de insultos fascistas para ellos.


Hay que rescatar el ingenio que tienen algunos para estas parodias.

Y éste fue el procedimiento de como ahora las personas llegan a indignarse de cualquier titular que los medios les vendan. Y no es que me queje, reniegue o haga una sátira de la sociedad peruana respecto a la información que uno decide -porque ahora con Internet y demás, uno elige qué leer- recibir y profundizar posteriormente. No. Empero por lo menos no seas otra persona hipócrita, con doble moral, como aquellas que se indignan de todo y no hacen absolutamente nada para cambiar esa situación. Fácil es indignarse, fácil es criticar, fácil es compartir imágenes airosas de protesta en Facebook, fácil es sentarse y gritarle tus disconformidades a la TV. La mejor forma de enseñar siempre será con el ejemplo.

05 septiembre 2012

Tus ojos

Me sumerjo en la inmensidad. 
En tus eternos lagos.
Es ahí dentro, en la profundidad, donde anhelaría vivir.

Hay más de mil palabras en ese silencio,
silencio que me acaricia como una brisa suave.
Y deja mi luna descansando en tu espléndido mar

Son los espejos de tus pensamientos, 
de esa personalidad oculta e insólita. 
Enigmática y maravillosa.

Tu mirada ha sido, es y será, mi única droga;
Sacia cada uno de mis sentidos.
Desnuda mi corazón y penetra mi alma entera.

Musa, mírame en mi perplejidad
y ve como mi corazón danza,
cuando tus ojos ríen.

21 agosto 2012

El problema no es tropezar, el problema es que te guste esa piedra...

No sabía cómo comenzar a redactar esta entrada, el debate del congreso por el voto de confianza al nuevo gabinete durante más de 7 horas me tenía algo distraído, sin poder escribir sobre esta tragedia griega.

Resulta que tienes estos típicos amigos que se pueden dejar de ver un buen tiempo y al momento de “reencontrarse” suelen tratarse como si hubiesen toneado el fin de semana pasado y cualquier motivo para alcoholizarse es válido se da un intercambio cultural, anecdótico y por qué no, con un par de copas para amenizar la charla. #YoTeEstimoBroder  #LaÚltimaYnosVamos

Te sorprendes del sorprendente y radical cambio físico, psicológico, sexual del amigo en cuestión; sin embargo, es una de las leyes de la humanidad estar en constante cambio, por ende no hay que asombrarse tanto. Llegas a un punto en que te pusiste muy al tanto de la vida de Eustaquio, que te preguntas “dafuq… ¿dónde está el broder que conocí y qué hizo con él?” Piensas en lo que le está sucediendo y sientes cómo si estuvieras viendo un cortometraje de un pasaje de tu vida reproducirse frente a tus ojos. Intentas no ser el típico amigo ahuevado con frases y consejos como “Broder hay muchos peces en el mar”, “Este sábado nos juergueamos a lo proyecto X”, “Tranquilo dios sabe lo que hace” o “Llámala, el amor lo puede todo”. Entonces preparas el brebaje con altas dosis de desahuevina y un par de bofeteadas mentales para poder hacer pisar tierra entrar en razón al muy cabrón, pero es inútil  o bien el efecto es precoz. Es algo inevitable piensas, ya lo superará. Al día siguiente te busca, más sosegado pero con un aluvión de ideas indirectamente autodestructivas y como buen amigo que eres, apoyas su demente, suicida errada idea #ChaoOrgullo  #DeseosAutodestructivos  #TeLoDijeMírateAhora y deseándole lo mejor en el camino a su tumba la reconquista de su media mandarina amada, se va con una falsa sonrisa dibujada en su rostro. Unas horas después te pide acompañarle en una operación que bien podría titularse "007: Mi Nombre Es Peligro" la cual nuevamente, como buen pata que eres, no dudas en aceptar y cual agentes de la CIA van en busca la susodicha.

Camuflados tras un árbol, vigilando cual Jedi en la esquina de su casa, dándole mil vueltas a la manzana y bien se podría hacer una quinta entrega de Misión Imposible con aquella odisea, proceden a retirarse con el problema entre manos -entiéndase problema por un sujeto de 18 años de 1.70, en bermudas y bicicleta de plaza vea, el cual repite el monosílabo “won” cada 2 segundos-  #DignidadEvaporada  #WhatTheFuckAreWeTalkingAbout y tras un largo debate en querer oír una verdad que nunca saldría de aquellos labios, liberan al detenido y regresan a custodiar la vivienda. Tu amigo, en un intento de recuperar su orgullo, por obra de una conspiración divina, logra oír tus plegarias internas y se retiran. Ya cerca de casa, más tranquilos, decide que se tomará las cosas con calma, que no inferirá conclusiones apresuradas y que "la llamará más tarde" (#EpicFail). Te despides no sin antes hacerle saber que aún puede contar con tu apoyo moral y criminal económico de forma incondicional.  

Unos días después te llama diciendo que todo ha salido mal, ahora las cosas se pusieron más complicadas que la teoría de la relatividad y necesita que le escuches. Lo ves, está acabado, destruido, con un pie en tu casa y el otro en la morgue, caminan en círculos dándole vueltas al mismo parque –al mismo tema de conversación también- y luego de una extensa charla logras que entre en razón y por decisión propia, decide dar un giro de 360 a su vida; decide al fin, que él no merecía esto, que ha perdido su tiempo, que dará vuelta a la página y continuará su vida de la mejor manera. Tú en ese momento te sientes como Ramón Castilla luego de la liberación y piensas: Lo hemos logrado #WeAreTheChampions. Pero al parecer la rehabilitación no ha funcionado del todo, el paciente recae en un par de intentos fallidos de conquista, pero en el número 947356435 decide al fin, dejar que la chica continúe su vida, que a final de cuentas por donde mires el asunto, era la mejor opción.  

Sólo espero que no continúe tropezando con la misma piedra, que el mundo y el fin de su vida no se resume en una persona, en un te quiero, en una noche de sexo salvaje, hay más que eso. Cómo siempre digo: nos caemos para aprender a levantarnos. No te arrepientas de aquellos golpes que te ha obsequiado dadivosa  la vida, golpes  que muchos perdedores suelen llamar “errores” que no se deben cometer y a raíz de aquellos “errores” te diste cuenta de qué estabas haciendo mal, o qué no estabas haciendo bien, es lo que muchos llaman madurar, yo lo llamo evolución. Son piedras que aparecerán siempre en tu camino hacia el éxito y bien debes saltarlas o bien tropezar y levantarte, ya que son aquellas piedras las que te harán ver las cosas desde otra perspectiva, desde un punto de vista más analítico y menos #PinkyBitch así que recuerda que el dolor es opcional, disfruta tu vida y no la eches a perder en algo que no tiene beneficios y mucho menos nada bueno por ofrecerte.

10 agosto 2012

Ataraxia en su beso.

Se sienten con la energía de un relámpago,
tan eternos como una noche de invierno,
tan verídicos como el astro central de la galaxia;
aquellos reales y sinceros, son sus besos.

La esperanza rozando mis labios,
cabellos que danzan entre mis dedos,
su espada desnuda cada una de mis palabras
mientras yo he bajado la guardia ante sus besos.

A veces los recibo con su mirada;
otras, se los dan sólo nuestras almas.
La sonrisa en su rostro es mi grata recompensa;
y dadivosa, me concede el mejor nirvana con sus besos.

Nos inyectamos altas dosis de cicuta,
la cual llevamos a niveles estratosféricos;
sin descender porque hay mucho más aquí arriba,
 donde guardo cada uno de sus besos.

Aproxima sus labios dilatando sus pétalos
y enmudece al mundo entero para mí,
mientras rindo culto a las curvas de su cuerpo,
he caído rendido a su constelación de besos

03 agosto 2012

¿Preguntas huevonas o huevones preguntando?

Hoy no he podido dormir he venido a compartir algunas preguntas, que en el transcurso de estos 21 años, han bloqueado mi cerebro por un instante:

Llegas a casa martirizado porque acaban de robarte y tu hermana/o te pregunta:
-¿Quién fue?
-La verdad. Fue todo tan rápido, que no hubo tiempo de presentarnos. ¡La próxima le pregunto!

En una sala de cine, la película está en su mejor escena de acción y tu acompañante, extasiado pregunta:
-¡¿Oye viste eso?!
-No. Alucina que pagué mis 15 lucas para ver el techo.

Llegas a casa, abres la puerta, entras y te preguntan:
-¿Ya estás acá?
No. No he llegado aún. Soy un holograma y llegaré físicamente en 2 horas.

Vas caminando por la calle con tu reloj nuevo y un transeúnte pregunta: 
-¿Oye tienes hora? 
-No amigo, me gusta usar el reloj sin pila.

Sueles usar el cabello largo, decides cortártelo y saliendo de peluquería te encuentras con un amigo que te pregunta:
-¿Te cortaste el pelo?
-No huevón, me creció para adentro.

Camino a una fiesta un amigo te pregunta:
-¿Oye tienes el celu de Tomasita?
-Si broder, justo en mi bolsillo derecho, me lo acaba de regalar.

Saliendo de la universidad te encuentras con un amiga que te pregunta
-¿Oye tu no estabas de viaje?
-Si flaca, sólo que he venido del futuro a ayudarte a crear una máquina del tiempo y así poder regresar.

Bajando las escaleras, te caes, lloras, alguien te auxilia y seguido te pregunta:
-¿Te caíste?
-No amigo, solo simulo una fractura para cuando sea el doble de Rambo.

Vas al concierto de unas de tus bandas favoritas y entre la multitud, te encuentras con un amigo que no veías por buen tiempo y te pregunta:
-¡Broder! ¿qué haces aquí?
-¡Nada! vine a barrer los baños cuando todo termine.

Haces una reunión en casa y uno de los invitados te pregunta:
-¿Tienes baño?
-No huevón. Hicieron mi casa sin baño, hago ahí en el lavaplatos.

Llegas a casa super cansado, te quedas dormido, y te levantan preguntando:
-¿Estás durmiendo?
-No no, nada que ver, solo estaba ensayando mi muerte.

ahora intentaré dormir

01 agosto 2012

Yīnyáng

No soy soberbio pero tengo alto el ego. Soy egoísta pero me gusta compartir. Me gusta hacer invitaciones mas no ser invitado. No soy segregacionista pero elijo que personas tener al lado. Soy orgulloso pero acepto mis errores. Me gusta dormir pero padezco de insomnio. No sé perdonar pero supero vertiginosamente situaciones embarazosas. Soy satanista pero no satánicoMe gusta el deporte pero me da pereza perpetrarlo. Soy mordaz pero íntegramente sincero. Disfruto de la tecnología pero no soy materialista. No sé nadar pero me gusta el mar.  Me aburro rápido pero soy emprendedor. Soy lujurioso mas no promiscuo. Tengo espíritu ambientalista pero no puedo dejar de fumar. Soy delgado pero poseo alta huataNo soy tímido pero me gusta ser reservado. Soy libertino pero no sinvergüenza. 

26 julio 2012

Andrómaca

Juntemos nuestros astros para formar lo etéreo,
porque cuando percibo su energía no existe inalcanzable,
se dibuja el sol en su mirada y fascinado la contemplo.

Está observándome desde la cima
así hurto cada uno de sus respiros,
perpetrados en cada movimiento
de aquella mujer que se aproxima.

Ahora que soy dueño de su espina
he reclamado al sultán de sus deseos,
y nos volvemos tan eternos;
mientras su silueta danza
al compás de la lascivia.

Asesíname las veces que sean necesarias
en aquél ritual pasional y furtivo,
donde el pavor ha perecido
entre tus celestes manos,
a las cuales me he sumido.

Ámame sin piedad que el tiempo es humo,
te invito a seguirme en un viaje a lo prohibido,
que en este aterrizaje, con tu aroma me perfumo.

18 julio 2012

Hedonismo puro

Aquella noche insomne, de garúa, y cargada de elevadas dosis de cafeína, sentí un frío súbito; que vertiginosamente recorría y se hacía de todo mi cuerpo. Fue un evento inesperado y a la vez extraño, ya que, nunca -o casi nunca- suelo tener frío.
Dubitativo, caminé hacia mi cuarto, busqué en el armario y me protegí cual armadura medieval con dos casacas. Una vez sentado frente al ordenador, aquél frío insidioso se había esfumado. Huyó. Fue abatido por el placentero y a la vez incómodo calor que mi cuerpo había adoptado gracias a esa casaca roja deportiva y otra enorme de un grosor nivel astronauta; en un instante de exquisito silencio, fui invadido por un sentimiento de júbilo inexplicable pero comprensible, por cómo aquel teléfono cuasi averiado, estrepitoso, inmaculado, sin identificador de llamadas, tan vintage, situado en el seno de la sala, había dejado de sonar. Había dejado de perpetrar tal exasperante ruido altamente nocivo para mis oídos, paciencia lo que queda de ella y salud mental.

Estaba hostigado de ese ringtone estilo Tango 300 amplificado a unos diez mil de decibeles en mis tímpanos, que si bien se oía en todo el edificio al contestar, del otro lado de la bocina, estaba mi madre preguntando cómo estuvo mi día, una señorita cobrando el mes pasado del paquete Movistar, una señora que siempre se equivocaba al marcar el número o quién sabe quizá era de la CIA o algún miembro del Opus Dei y urdía una siniestra emboscada contra mi persona, alguna de las no tan distintas amigas de mi hermana, un extraño haciéndome interrogantes fuera de lugar, mi vehemente ex novia, una grabadora sentenciando la fecha del corte de la linea, un hombrecillo vocinglero y bastante pesado, ofreciendo promociones de Movistar; para mí eran conversaciones triviales, vanas, inútiles, incómodas, que carecían de contexto y en ciertas ocasiones tomaba la errónea decisión de no contestar. Errónea porque luego tenía que soportar el ruido estridente del condenado aparato.

Empecé a detestarlo, al punto de cambiar de número y reemplazar el "clásico" equipo por uno más actual, porque no soy partidario de la telefonía, no disfruto que me llamen. Prefiero el clásico mensaje de texto, un mail o mucho mejor el diálogo en persona. 
Sí, aquella noche al divisar el teléfono inalámbrico tan sosegado, silencioso, petrificado, exclusivo, estaba en mi momento de gloria; sin embargo, me ponía a pensar qué tan insano era haberme quedado el resto del día leyendo una infinidad de libros virtuales sin dormir, comer -exceptuando lo básico-, o tener contacto alguno con seres de mi misma especie de la puerta hacia afuera. Y el tema está en que al llegar a casa, soy seducido por la literatura y sometido por una pereza apoteósica que, luego de una refriega interna con mis derrotadas convicciones, me conduce a hacer uso de algunas redes sociales.


Sentí un Déjà vu.

13 julio 2012

Musa


Los ojos de la noche contemplaban la escena,
la luna bañaba su piel de seda.
Siendo el aire que respira,
su indecencia y perdición,
recorro sus costas;
mientras gemidos melodiosos
me asesinan lenta y sutilmente.

Siento los espasmos de sus labios,
me embriagan de placer,
se apodera de mis sentidos,
se apodera de mis cánticos, 
de mi sistema somatosensorial.

Su piel es el universo en mis manos;
sus arcos una marea de fuego;
su mirada el ocaso.
Descabellado sería,
abandonar la conspiración con ella.

Sus besos saben a edén,
empero arden como el averno;
arde su cuerpo, arde el cielo.
Mi libido escala niveles enigmáticos
y solo anhelo libar el néctar de su cuello;
mientras, soy acechado
por sus infinitos y brillantes soles.

Este minuto, mis labios visten su desnuda piel,
su flujo acelera;
incrementan mis palpitos cardíacos,
su alma se mete en la mía,
aprieta mis manos,
y como un río que desemboca,
consigue su liberación cósmica.

Esta noche somos cómplices,
somos magia y eternidad;
somos amor.
Amor forjado en un solo ser.

24 junio 2012

Masoquismo nivel jackass

Hola, hoy vengo a tocar un par de temas (bueno ya 3), que para algunos, aunque les genere una úlcera gástrica, adhieren de manera efímera o permanente a su vida diaria, trabajo, hueveo tiempo libre y que probablemente te sentirás identificado/a con alguna de estas situaciones y utilidades contemporáneas que a veces, nos simplifican la vida.
Decidí hacer este post luego de haber compartido una lata de atún con la gata, 2:20 am, me senté en el sillón de lado de la ventana con una taza de café helado y siete nuggets perfectamente doradas a escuchar las noticias repetidas de la tarde por Canal N, cuando recordaba aquella noche en los barandales de Larcomar fumando un puro bastante suave mientras ella observaba el humo que se perdía ante sus ojos y preguntándome en tono vivaracho: ¿A qué sabe?
A lo que yo, con la astucia y tino que me caracterizan (déjame ser es mi blog), extendí la mano y le ofrecí una piteada; porque no hay mejor que la tentativa para construirse una opinión más sólida y precisa respecto a algo.

Toda esta presentación de power point mental fue interrumpida por el chasquido de unas llaves que penetraban la cerradura de la puerta, seguido del atroz acto de encender todos los generadores de iluminación (1 TV y 6 focos) del departamento. Existen gatos que se llevan mejor con el agua que yo con la luz. Soy el Dominic Purcell de tu Blade Trinity. El vegano en tu KFC . Encuentro molesto, insano, letal, los lugares muy y mal iluminados. Me ocasionan ceguera temporal y una jaqueca equivalente a un fin de semana en cantidades navegables de alcohol; llegando en algunos casos a usar gafas oscuras para mitigar el espectáculo cual fenómeno meteorológico nocivo para la salud visual. Bueno Empezamos:

1.- Cuenta de Facebook


Le echaba de menos a la chica, ojo, así que cogí la laptop, entré al Facebook y ahí se encontraba. Online. El cursor se acercaba a la bolita coqueta de color verde al lado de su nuevo avatar y comenzamos a parlar. La verdad no sé para que inicio sesión mentira, muero por charlar con ella, porque tengo mejores cosas que hacer como ordenar mi colección de discos alfabéticamente u observar el crecimiento del pasto, pero sinceramente me chupa un huevo tengo sin cuidado el hecho de que Tomasita pasó de "soltera" a "tener una relación" con Segismundo. Porque, flaco, flaca, en primer lugar, le importa más a un grupo de jabalíes en Tayikistán tu estado civil de Facebook. Y segundo, eso no hará tu relación menos aburrida caótica o que tu media mandarina permanezca contigo hasta el día del juicio final; y no estoy enumerando a todas sus friendswithbeneficts, gileos trampas, agarres, compañerascoitales amigas leyendo semejante parodia por que las cifras se ponen más preocupantes que la economía europea. #ForeverCachuda/o
Tenemos a este otro sujeto, con alma de periodista y vocación de notengootramejorhuevadaquehacer urraco, que te informa hasta de los pedos que se tira, publicando sucesos sumamente trascendentales como: "me levanté con el ojo pegado", "recién almorzando viendo Lima Limón", "me dio hipoooo". Está este otro espécimen que se la pasa publicando frases como "estudiando para el examen de mañana", "muero de sueñooo" (siendo 4:39 am), "full en la chamba". Es decir, WTF, si Segismundo está tan afanado con su chamba, estudiando para su parcial de física nuclear o se caga de sueño, que carajos hace spameando el timeline de los demás y no se va a dormir de una puta vez. 
Nunca falta el filósofo, este patita con complejo de Sócrates mezclado con el Cuy mágico. Es tan enigmático el huevón que el código Da Vinci es un chiste al lado suyo. Se la pasa escribiendo pichuladas disparates como: "para poder entender, tienes que comprender", "el pasado ya no es, el futuro aún no es y el presente casi no es", "comer es inevitable pero sufrir de amor es evitable". Entoncesa mi solo me queda pensar que este broder antes de redactar estas citas, se fuma un filtrante de uña de gato, googlea las frases o las encuentra en un foro de Yahoo! Respuestas. 
Tenemos también al políglota, este individuo se caracteriza por cagarelespañol usar un lenguaje subnormal agramatical, exótico, al puro estilo del amixer: "mAz nAki pA tu k3NtaKy ia thu zaeeh", "zoii thu t3rr0r pezh i lo zaeEh". En un momento de cordura puedes pensar que estás leyendo una adaptación de árabe fusionado con sánscrito y una pizca de escandinavo. Pero no. Es producto de años de un arduo y sacrificado trabajo que dio fruto a esta diarreaverbal habilidad lingüística. Por lo general, tras esta lengua subliminal suelen estar mototaxistas, pandilleros, adolescentes de clase media con problemas psicológicos, entre otros de la misma tribu urbana y coeficiente intelectual de un cactus.
También está el profeta, tal como lo dice su nombre, este compadre es el ciber Mahoma del siglo XXI. Si Nostradamus se casara con Josie Diez Canseco probablemente éste sea su hijo; algunos tienen complejo de meteorólogos, se la pasan casi siempre pronosticando el Clima de mañana o si habrá alguna catástrofe en el medio oriente. Generalmente pienso que estos se leyeron el Corán completo y se pusieron a comer pasto o son amigos íntimos de Abraham Levy.   
Está también el religioso, este otro espécimen cree que compartiendo fotos de la Virgen, coros de cánticos de misa matutina, versículos bíblicos o salmos con imágenes del Papa, lo hace un cristiano más devoto, lo vuelve candidato a la canonización o tendrá más vara para entrar al cielo. ¡Santas barbas de los reyes magos! sigue así chulls, sin duda San Pedro te abrirá las puertas.
Pero ninguno se compara a mi favorito: el bioéticoel que la pega de ambientalista, el que se computa accionista de la "World Wildlife Fund". Se pone un enorme cartel de luces neón en la frente con la frase "Save The Pandas" y se convierte de la noche a la mañana en un abnegado protector de derechos de los animales y el medio ambiente, una pseudo y anticuada versión de "Captain Planet" que se pasa esta vida pixeleada compartiendo cual foto de animal con las tripas afuera se le cruce por su timeline; porque según él, compartiendo eso, está salvando a un Koala.

SURE

Finalmente, usuarios de esta red social, hagan buen uso de la misma; ya que esta pantomima no distingue sexo y pueden encontrar tanto hombres como mujeres cayendo en estos ridículos papeles. 


¡Por amor a la vía láctea! ¿Para eso quieres Facebook?


Bueno dejando un poco el tema caraibro de lado, ahí me encontraba, ya sin el café, sumergiéndome en la red por una sola razón, una sola persona, navegando en el noctámbulo ciberespacio desde la comodidad de mi sala, con gafas negras en plena oscuridad del ante merídiem, chateando con la dueña de mis pensamientos, la apoderada de mi sistema somatosensorial, me sentía un rehén de sus palabras, adicto a ese virus incurable que es su voz.

Algunas horas después casi amanecía, así que fui a acicalarme para ir a la universidad. Desayuné y salí. En el trayecto compré un par de panes de yema, los cuales al comerlos, noté que eran casi tan pequeños como una karamanduka; fue ahí cuando me sentí estafado por la panadería -recién noto que cada vez los hacen más pequeños y venden más caros-. 

2.- Las compras semanales

El día pasó algo rápido  quizás mi mente engañada por el hecho de ser Viernes, llegando las 7 de la noche aproximadamente, recordé que debía ir al supermercado. Detesto hacer compras, peor si es acompañado, más aún en el super, y mucho más aún si es fin de semana. No como cuándo era niño e iba con mis padres, llegaba a el área de los pescados y al verlos tan limpios, quietos, y simétricamente ordenados sobre esos enormes trozos de hielo, me acercaba cual niño travieso y presionaba el ojo del que me parecía más interesante. Pero ahora no. Ahora me jode ese aroma. Me joden los sensores de la entrada que suelen sonar injustamente solo cuando ingreso -mas no cuando salgo-. Me impacientan las colas, especialmente las de las cajas rápidas, ver personas con más de diez productos frente al cartel de "Caja Rápida" desarrolla en mí un cuadro de depresión clínica. Me desespera la gente maleducada y sus imprudentes carritos estacionados en medio de la estrecha vía de los embutidos y zona de lácteos. Me agobia el bendito cartel de "Estimado cliente, sírvase pasar a la siguiente caja por favor" (habiendo veinte cajas, menos de la mitad están operativas), me estresa la expresión facial de mellegaalhuevoestachambayparaconchanomepaganbien aburrimiento del cajero nuevo, que por cierto es más lento que un Windows 98 y tiene al lado un plastificado pergamino de precios, ofertas y códigos binarios mezclado con jeroglíficos debido a que el huevón lellegóalpincho no asistió a la capacitación o no prestó atención. Menos mal ese día, gracias a alguna extraña alineación de planetas o justicia divina, fue todo lo contrario.



No sé porqué sentí un breve flashback... 

3.- Tu gata en celo

Llegué a casa y al entrar, escuché un sonido tan imponente como la melodía del comercial de la Limonada Markos (click aquí si no lo has visto, pena me das); era la gata maullando en una posición seductora. Estaba nuevamente alunada. ¡Santas brujas de salem! había empezado nuevamente mi martirio.
Tenía que poner orden, enseñarle quién manda acá. Así que con un "Eye of the tiger" de soundtrack imaginario y en un acto de hemorragia masiva de neuronas, me armé de valor; me acerqué, la acaricié, le di alimento, jugué, e incluso intente dialogar con ella y estipular un acuerdo, pero todo fue en vano. Seguía haciendo esos ruidos satánicos y retorciéndose en el piso. 
Ya, luego del fracaso de la operación titulada "El exorsista I, II y III", fui a encerrarme resignado en mi habitación contra mi voluntad, cual púber castigado hasta que se duermiese el jaguar que yacía en mi sala.
Me había convertido en una versión light de Keanu Reeves en "Constantine" y estaba sufriendo una parálisis en la mitad de la cara, palpitaciones cardíacas al ritmo de los beats de Skrillex y dispuesto a putear en 7 idiomas distintos a quién osara acercarse. No sabía si reír, llorar, gritar, vomitar, buscar la cámara escondida de videomatch, esperar que Ashton Kutcher salga de mi ropero con una trollface épica, golpear a alguien, llamar a la policía, volverme monje y/o lanzarme por la ventana de mi cuarto piso, cuando de pronto, alguna fuerza cósmica hizo que el lince salvaje se callara.

Algo así se sentía la condenada.

Apoteósico procedí a evacuar mi guarida, hacerme un café, echarme en el sillón largo y fumarme un Marlboro light. Había finalizado el tormento. Estaba tan tranqui, tan relax como para publicar un video de Bob Marley en Facebook y pensé, en de qué manera sobreviví a éste episodio erótico/infernal. Atiné a jurar solemnemente por todos los apóstoles, Dios, la plata, y la Constitución del 79 que de volverse a poner en ese plan, le consigo un gato y que la preñe se enamoren, así dos personas intenten acribillarme luego.