02 junio 2012

Somos accidentes, esperando cometernos

Algo agotado, lejos de la ciudad, con absolutamente nada de sueño y there there de Radiohead acariciando mis oídos, mi mente evoca aquellas escenas las cuales me siguen robando una que otra sonrisa. No sé hacia donde me lleva esto. No quiero saber. Existe todo un universo detrás de aquellas ventanas que desnudan su alma y son esos enigmas los que me encantan y seducen. Un botón, seguido de un hola, buenas noches, tanto tiempo, y ya se había convertido en el mismo sol y yo en un simple planeta girando a su alrededor. Quiero saberlo todo. Revelarlo todo. Descubrirlo todo. Todo aquello que tampoco conoce sobre si misma.

Debe ser en estas situaciones donde las neuronas triunfen sobre las hormonas y así, desempañar el  difuminado panorama. Poder tener una mejor perspectiva. Porque son estos momentos donde lo prematuro, el orgullo, la rabia, la duda, las inseguridades atacan y debes llegar a una estipulación con todos ellos.

Hay un misterio liando todo esto, un estimulante misterio y me sosiego meditando en cómo y en qué momento perdí la cabeza y me hice esclavo de aquellos pensamientos. Podría ser aún muy precipitado. Podría ser poco expresivo o quizás demasiado. Podría ser muy tarde. Rayos, ahí están, atacando nuevamente.

La intuición me sigue dando la misma respuesta que siempre me ha dado y he aplicado durante 21 años: arriésgate. No hay nada de que arrepentirse, mucho menos que temer. Estoy sentado viendo como mi presente y futuro dan un giro de trescientos sesenta grados, no puedo decir si es para bien o para mal, por que no me importa, por que no clasifico las circunstancias o personas en "malas o buenas", solo sé que quiero estar ahí, necesitando inquietamente esa empírea mirada penetrando mis más puros y oscuros deseos, haciendo que la ominosa bestia sea sometida por la musa.
Nunca supe cuando. Nunca provoqué. Nunca busqué. Encaja en la categoría de circunstancias imprevistas, fantásticas, accidentales. Accidentes que esperan cometerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión: