10 agosto 2012

Ataraxia en su beso.

Se sienten con la energía de un relámpago,
tan eternos como una noche de invierno,
tan verídicos como el astro central de la galaxia;
aquellos reales y sinceros, son sus besos.

La esperanza rozando mis labios,
cabellos que danzan entre mis dedos,
su espada desnuda cada una de mis palabras
mientras yo he bajado la guardia ante sus besos.

A veces los recibo con su mirada;
otras, se los dan sólo nuestras almas.
La sonrisa en su rostro es mi grata recompensa;
y dadivosa, me concede el mejor nirvana con sus besos.

Nos inyectamos altas dosis de cicuta,
la cual llevamos a niveles estratosféricos;
sin descender porque hay mucho más aquí arriba,
 donde guardo cada uno de sus besos.

Aproxima sus labios dilatando sus pétalos
y enmudece al mundo entero para mí,
mientras rindo culto a las curvas de su cuerpo,
he caído rendido a su constelación de besos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión: