24 septiembre 2012

Domingo por la tarde

Me visitó mi madre un domingo por la tarde y esto es un extracto de la charla que tuvimos:

—¡Hola mi amor! Te quería llamar ayer, ¿cuando llegaste?
—Hola mamá, ayer por la noche. —afirmo.
—Ah ya ¿y no saliste después?
—No, llegué algo cansado.
—No te pude llamar porque se había terminado el saldo del rpm y no me había dado cuenta. —me comenta con una expresión lúgubre en su rostro.
—Descuida, tenía la batería descargada de todas formas.
—¿Y qué tal el evento, hijito?
—Bien. Bastante decente. —le respondo
—¿Concierto de qué era?
—Un tributo a grupos Indie, má.
—¿Ah sí, qué grupo?
—De Arctic Monkeys y The Strokes.
—¿Y ellos son conocidos?
—No sé, hay gente que los escucha; a mi me gustan, yo los escucho. De todas formas eso es irrelevante.
—¿Cuánto costó la entrada?
—20 soles.
—¿Y cuanta gente fue al concierto hijito?
—Calculo unos 300 aproximadamente.

De pronto, oye en el canal de RPP, una reseña sobre un evento "Viva Rock Lima" o algo así.
—¡Angelo mira, están pasando el concierto a donde fuiste!
—No mamá, eso fue ayer. Quería ir pero no pude. —le digo mientras veo a "La Sarita" en la televisión.
—¿Y por qué no fuiste?
—Estaba con mi novia, má.
—Ay, hubieran ido. Mira, se ve que estuvo divertido. Mira ese viejito que se lanzó sobre el público. —me dice mientras suelta una carcajada.
—Sí, pero nosotros también nos divertimos.—Contesto con ambigüedad.
—¿Y fueron puntuales, a qué hora comenzó el concierto?
—Empezó a las 10:30.
—Ah ya. ¿Y ustedes hasta qué hora se quedaron?
—Hasta que terminó. Creo que eran las 2 am.
—Bueno ten cuidado, por ahí es peligroso y más a esa hora. ¿Luego a dónde fueron?
—Descuida, lo tendré. Después nos fuimos a comer.
—Ah ya ten cuidado, no coman en cualquier sitio. Hijito fíjate si el arroz ya está listo.
—Ya está.¿Sirvo?
—Sí. Y dime, ¿te estás protegiendo, no? todo con cuidado.
—Claro, todo está en orden.
—Que bueno hijito. ¿Y a ella no le dicen nada en su casa después?
—No. —miento.
—Bueno ven, ya vamos a almorzar.

15 septiembre 2012

Justice


Esta es mi escultura favorita de ella y a mi gusto, la mejor adaptación física de las pocas que existen en todo el mundo. La estatua de la diosa griega de la justicia, es una adaptación simbólica de lo que es la justicia en sí; por ser un sustantivo femenino, está representada siempre por una mujer. Este monumento se conserva en las afueras del palacio de Justicia del Condado de Shelby, ubicado en Memphis, Tennessee, Estados Unidos. La estatua hecha de mármol, está representada por Themis, una deidad en la mitología griega que se supone era la encarnación de la Justicia. Ciega y adoradora del derecho en todas sus formas, se dice que en los primeros tiempos de la humanidad, Themis tenía la potestad de dictar sentencias a los dioses; también se le atribuye la creación del Oráculo de Delfos y de las leyes. En la apoteósica obra de Homero, La Iliada, aparece como asesora y amante de Zeus.





Así se ve en la actualidad la Corte del condado de Shelby, donde está ubicada la escultura.

Enfocándonos en la escultura, tanto de Tennessee como en todas las demás que están alrededor del mundo, podemos apreciar que la dama está equipada con tres símbolos, los cuales -aunque muchos no compartan esta opinión- tienen vigencia contemporánea: La espada, que simboliza el poder coercitivo del tribunal, el detalle de la posición de descanso de la espada indica que la fuerza se debe usar sólo cuando sea necesaria. La balanza representa el equilibrio en situaciones tediosas y la capacidad de sopesar distintos argumentos y pruebas que inclinarán el fallo a favor de la verdad. Por último, tenemos una venda cubriendo la vista de la mujer, representando la neutralidad e imparcialidad en la corte; por lo tanto, todos serán tratados con igualdad en su presencia. 

No confundir con Maat, diosa egipcia ciega, que también representa a la justicia y es origen de esta representación, ella pesaba el corazón de los muertos ayudándose de una pluma de avestruz para decidir si merecían o no la vida ultramundana. Tampoco confundir con Lustitia, diosa de la justicia romana que salió de la fusión de Themis y todas sus hijas pero con aires menos divinos y más humanos, y que, a diferencia de Maat y Themis, no padecía de ceguera; ésta tenía una mirada omnisciente, severa, vivaz, se dice que lo veía todo.




Escultura random de Themis.

Personalmente creo que esto no pasa de ser una figura simbólica por la simple falta de ética, algo que se está perdiendo lenta y tristemente y que algunos intentamos cambiar mientras estamos vivos. Irónicamente en la mayoría de representaciones modernas, su balanza está de alguna manera desequilibrada, ¿Será la pura coincidencia o un simple detalle iconográfico?

12 septiembre 2012

Indignado de los indignados

Era inevitable escribir sobre esto. Podías apreciar los noticieros nocturnos, la radio, una conversación fortuita en la universidad y hasta las redes sociales, cargadas de pseudonoticias sobre temas irrelevantes del día a día en nuestro País. Estas "noticias carapulcra" como me gusta llamarlas, que lo único que hacen es tener a gente que no tiene un carajo qué hacer está desinformada respecto al tema, opinando sin base alguna y condenando el hecho a su juicio traicionado por la escasez de cultura.

Gracias a ese fragmento de información que te brinda el medio en cuestión,  las personas pueden crearse una opinión sólida e imparcial -aún sin ahondar en el tema-, tan sólo viendo una acalorada riña en Facebook, un tweet, o el programa de Carlín. Son medios a los que si les da un buen uso, pueden llegar a ser potentes armas de información colectiva, como también te pueden vender una novela viral; la cual, se convierte en el titular de la semana y hace que tengas que hablar de ella el resto la misma e indignarte sin tener todo el contexto de la información del tema en cuestión. Porque claro, como tú eres paladín de la justicia, futuro cardenal de la ciudad, la moral hecha ser humano, tienes todo el derecho de sentenciar en base a tu criterio de pollo vasto conocimiento y hacer uso de las redes sociales para indignarte y compartir tu tan virulenta opinión con el ciberespacio.

Indignarse de los chibolos nihilistas discriminadores de  filtros de cámaras que les “llega al pincho” todo #SeguramentePapáLosTocabaDeNiños está bueno, ya, pero estás tan hostigado con este rollo del racismo y la discriminación, que tu opinión debe de ser escuchada leída a como de lugar y sin darte cuenta –a no ser que tengas doble moral y lo hagas adrede- estás cayendo en el mismo juego ridículo, absurdo, de mal gusto, penoso, de calificar a los agresores como “gringos”, "pituquitos", "blanquitos"; no sé si te habrás dado cuenta pero terminas siendo casi tan miserable y nauseabundo como ellos. #PorEsoSomosTercerMundo #PorEsoNoVamosAlMundial Te indignas por unos árboles que nunca fueron talados en el Campo de Marte, echándole toda la mierda posible a Mistura, actualmente uno de los festivales bandera que mejorará la infraestructura del lugar, dará trabajo a cientos de peruanos y generará altos ingresos en lo que le queda de tiempo. Pondría gráficos, cuadros estadísticos y demás información verídica que poseo pero ya sería otro post.

Te indignas por el gato del parque Kennedy cuando probablemente tengas una mascota mal tratada en casa que en ocasiones ni recuerdas su existencia. Te indignas por los Boras, seguramente a raíz del escándalo te enteraste de la existencia de esa tribu. Te indignas del muchacho provinciano que no le dejaron entrar al UVK teniendo entrada en mano, cuando de seguro cuando vas al cine de Jockey o Larcomar te burlas insidiosamente, hablas mal a sus espaldas, choleas. Te indignas de Claudio Pizarro por haber fallado un penal, te juras comentarista deportivo, cuando tocas una pelota de fútbol una o dos veces al año, pero es un futbolista profesional, para eso se preparó toda su vida dirás, sí, pero no sólo puedes ver los errores, porque hasta a los mejores les pasa. Te indignas de nuestros atletas que no llevaron ni una medalla en estas olimpiadas cuando tú cabrón/na no mueves ni un puto dedo por el deporte nacional, el único abdominal que haces es cuando te levantas de dormir y tienes la concha del tamaño del Titicaca para quejarte del deporte nacional tal cual como pasó con el partido de ayer con la selección Argentina. Te indignas de la apedreada a la selección Argentina, cuando en casa, antes, durante, o después del partido llamas a Messi y compañía enano narizón hijueputa y tienes una dadivosa lista de insultos fascistas para ellos.


Hay que rescatar el ingenio que tienen algunos para estas parodias.

Y éste fue el procedimiento de como ahora las personas llegan a indignarse de cualquier titular que los medios les vendan. Y no es que me queje, reniegue o haga una sátira de la sociedad peruana respecto a la información que uno decide -porque ahora con Internet y demás, uno elige qué leer- recibir y profundizar posteriormente. No. Empero por lo menos no seas otra persona hipócrita, con doble moral, como aquellas que se indignan de todo y no hacen absolutamente nada para cambiar esa situación. Fácil es indignarse, fácil es criticar, fácil es compartir imágenes airosas de protesta en Facebook, fácil es sentarse y gritarle tus disconformidades a la TV. La mejor forma de enseñar siempre será con el ejemplo.

05 septiembre 2012

Tus ojos

Me sumerjo en la inmensidad. 
En tus eternos lagos.
Es ahí dentro, en la profundidad, donde anhelaría vivir.

Hay más de mil palabras en ese silencio,
silencio que me acaricia como una brisa suave.
Y deja mi luna descansando en tu espléndido mar

Son los espejos de tus pensamientos, 
de esa personalidad oculta e insólita. 
Enigmática y maravillosa.

Tu mirada ha sido, es y será, mi única droga;
Sacia cada uno de mis sentidos.
Desnuda mi corazón y penetra mi alma entera.

Musa, mírame en mi perplejidad
y ve como mi corazón danza,
cuando tus ojos ríen.