06 febrero 2013

Ellos nos salvan, pero, ¿quién los salva a ellos?

Bombero veterano. Amante del hockey. Irlandés. Padre. Divorciado. Rebelde. Alcohólico. Malhumorado. Lascivo. Pérfido. Autodestructivo. Infiel. Promiscuo. Ególatra. Podría llenar la página de calificativos sin terminar de describir al irreverente Tommy Gavin, quien es el foco del trama de esta extraordinaria tragicomedia de FX: Rescue Me.


Opening de la serie por "The Von Bondies".

En esta ficción, Tommy interpretado por Denis Leary es uno de los bomberos sobrevivientes del atentado del 11-S, en el cual, se perdieron a más de 300 hombres incluyendo a su compañero, mejor amigo y primo: Jimmy.
También se resalta la ardua y heroica labor del cuerpo de bomberos de la ciudad de New York post atentado, así como la vida personal de cada uno de ellos junto a sus familias, las cuales van desmoronándose al ritmo que el alcohol y la soledad entran por sus venas; en especial la de Tommy, quien al haber heredado el alcoholismo de su padre debe lidiar con ello a lo largo de la serie.
Tuvo tres hijos durante su matrimonio con Janet, su ex esposa, que a pesar de mantener un romance furtivo con ella, lleva una doble vida con con su amante Sheila, esposa de su difunto primo Jimmy, a quien suele ver por epifanías alucinógenas producto del stress, la culpa, el alcohol y las drogas. 
La relación de Tommy con su familia se va deteriorando por el oficio precario que lleva y conforme van creciendo los hijos en una atmósfera violenta, con la presencia del padre alcohólico, la madre infiel, y las trágicas y tristes muertes de los miembros de la misma.


La trama, ideada, escrita, y protagonizada por el mismo Denis Leary, es altamente no recomendable para un público social o políticamente "correcto", debido a su excesivo contenido violento, misógino, sexual y sexista. Una historia dura, plagada de drama, comedia ácida, romance, humor negro, obsesión por el sexo, y los inolvidables "assholes" perpetrados por el pícaro y canalla Tommy Gavin. Traumática. Cuasi terapéutica; acerca de cómo los bomberos llevan una vida llena de culpa por haber sobrevivido al infierno de las Torres Gemelas y cargar con el peso de aquellos que no pudieron salvar.

Personalmente la trama me enganchó hace algunos años cuando la transmitían en canal nacional (vulgar el doblaje al castellano, por cierto), hasta su final en el 2011. Si eres de los que busca algo diferente en series, ésta es una de las mejores alternativas.